EL BAUL DE ERASMO…TRANSPORTADO EN MIS RECUERDOS DE ESTAS FECHAS

TRANSPORTADO EN MIS RECUERDOS DE ESTAS FECHAS.

Para quienes no lo saben nací en Barranquilla, la ciudad más cordial de Colombia y en el enclave del Barrio Boston. Transportado en mis recuerdos de estas fechas, mi primer carnaval bailado, recién puestos los pantalones largos, los disfrute escuchando la Billos Caracas Boys, Pedro Laza, Rufo Garrido, La Sonora del Caribe de los hermanos Pompeyo, Corraleros del Majagual y en la salsa Pacheco, (Acuyuye) tal vez el primer impacto procedente de New York y el Combo de Cortijo con Maelo desde Puertorro con un súper bombazo “Con la punta del pie…Teresa”. Desde ahí comienza mi enamoramiento con este género que desde entonces se quedó en mi espíritu gozón. Siempre los grupos y orquestas colombianas han estado en la pelea aunque con uno u otro bajón como cuando en los años 70 avasallaron las agrupaciones venezolanas pero con el sello de las composiciones matrizadas sobre todo en la región del Caribe macondiano. Hay que decir que la música cubana también estuvo muy “metida “para finales del 30 y comienzos del 40, con la presentación de la Riverside, Casino de la Playa, Jorrin y otras. Luego se consolido con la presencia de la aparición de la radio (1927 Pellet Buitrago) cuyo primer tema en sonar fue cubano “Tócame el Trigémino” de Matamoros. Barranquilla de esta manera le abrió la puerta a todas las “músicas” que luego fueron pisando fuerte en el interior del país. La música dominicana también fue muy bien aceptada en la época de la cual parte mi relato con el merengue “ripiao” utilizando el acordeón del maestro Ángel Viloria y Dionis Valladares. Les contare más adelante otras historias capsuladas en mi baúl. Sobre todo vividas no aprendidas de oído.

Por: Erasmo Padilla Ramirez

Leave a Reply

Your email address will not be published.